Nuestro Despacho

Nuestro despacho

El despacho de abogados HERNÁNDEZ-CARRILLO fue fundado en Granada en 1916, fecha de la incorporación al Ilustre Colegio de Abogados de Granada de Don Enrique Hernández-Carrillo Fernández, el cual dirigió el despacho hasta 1966, año en el que tomó el relevo don Enrique Hernández-Carrillo Fuentes, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada. En 1983 se incorpora su hijo, Enrique Hernandez-Carrillo Fuentes que fue Diputado de la Junta de Gobierno y Secretario del Ilustre Colegio de Abogados de Granada. Con él comienza la tercera generación de juristas, que detenta la actual dirección del despacho.

Desde su fundación hace cien años, el despacho ha ido creciendo como firma de prestigio gracias al sólido conocimiento jurídico, el esfuerzo y la dedicación de grandes profesionales que han ayudado a crear la marca que hoy es HERNANDEZ-CARRILLO, ABOGADOS. Nuestra historia se cuenta con la experiencia y de todos los socios, asociados, seniors, juniors, becarios y todos los técnicos y profesionales que forman o han formado parte de nuestra firma. Todos ellos han contribuido a hacernos progresar y crecer en reconocimiento y en prestigio.

La especialización del mundo jurídico, nos hizo abrir horizontes, incorporar a nuestro despacho, a un equipo de abogados y otros profesionales, con una sólida experiencia y formación en la más importantes y diversas ramas del derecho. Al equipo humano lo dotamos de la más moderna y avanzada tecnología que puede permitir al cliente que lo desee estar conectado online con el despacho, conociendo de forma inmediata y actualizada como se encuentran sus asuntos.

Hoy día, nuestro despacho está integrado por un equipo de 12 abogados y técnicos, capacitados para prestar un asesoramiento legal integral a nuestros clientes, en ámbitos tradicionales como el derecho civil, mercantil, o administrativo; o en campos tan importantes como el derecho penal, penaleconómico, y derecho de familia, sin olvidar un ejercicio en temas más especializados como el derecho de seguros, circulación o bancario, o en asuntos más novedosos como los derivados de la protección a consumidores, patentes y marcas, derecho de telecomunicaciones, derecho de la competencia, nuevas tecnologías, protección de datos, derecho deportivo, Mediación y Compliance.